Los estudios reflejan que la música favorece la capacidad de los niños para la atención y la concentración, potenciando así su rendimiento en la escuela. La música estimula la memoria, el análisis, la síntesis y el razonamiento, y por lo tanto, el aprendizaje.

Desde el Preescolar nuestros alumnos asisten a clases de educación musical temprana, tienen como objetivo el descubrimiento y desarrollo de las capacidades expresivas, musicales y psicomotoras del niño, que permitan posteriormente la elección de un instrumento musical, según sus preferencias y aptitudes.

Es en la Primaria, en donde los alumnos pasan de la iniciación musical a la formación musical en la que el niño toma contacto con el instrumento musical.